Artículos Médicos

Resumen Objetivo

Lineamientos COVID-19 en el Embarazo y la Lactancia

Lineamientos COVID-19 en el Embarazo y la Lactancia
Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. Coronavirus infection and pregnancy. Marzo 2020.

Actualmente no se sabe si las embarazadas tienen mayor probabilidad de enfermarse por COVID-19 que la población general, y tampoco si tienen mayor probabilidad de manifestar la enfermedad de manera más grave. Según la información disponible, parecerían presentar el mismo riesgo que las mujeres no embarazadas.

Por ahora, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) saben que el embarazo produce cambios en el cuerpo que pueden aumentar el riesgo de algunas infecciones, y que cuando se han infectado con virus de la misma familia que COVID-19, han tenido un mayor riesgo de enfermedad grave. Sin embargo, dada la falta de datos y experiencia con otros coronavirus, como el SARS-CoV (síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus) y el MERS-CoV (síndrome respiratorio de Oriente Medio por coronavirus), es muy importante la evaluación y el tratamiento de las embarazadas.

Las embarazadas se deben proteger de COVID-19

• Evitar contacto con personas enfermas o que hayan estado expuestas al virus.
• Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o desinfectante para manos a base de alcohol.
• Limpiar y desinfectar las superficies de la casa con frecuencia.
• Respetar los períodos de cuarentena.

Transmisión vertical

La transmisión de coronavirus de madre a hijo durante el embarazo es poco probable, pero después del nacimiento un recién nacido es susceptible a adquirir la infección persona a persona. Un número muy pequeño de bebés dio positivo para el virus poco después del nacimiento. Sin embargo, se desconoce si estos bebés contrajeron el virus antes del nacimiento o después de este. Se han informado resultados adversos en los lactantes nacidos de madres positivas para COVID-19 durante el embarazo, como parto prematuro. No obstante, esta información se basa en datos limitados, y no está claro que estos resultados estén relacionados con la infección materna que causó el parto prematuro o si se recomendó que el bebé naciera anticipadamente para preservar la salud de la madre. El virus no se ha detectado en el líquido amniótico, la leche materna u otras muestras maternas. The American College of Obstetricians and Gynecologists y la Society for Maternal-Fetal Medicine (ACOG/SMFM) han creado un algoritmo para ayudar a los profesionales a evaluar y tratar a las embarazadas con COVID-19 presunto o confirmado. Si los virus de la influenza aún circulan, esta afección puede ser una causa de síntomas respiratorios, por lo que se recomienda a los profesionales que utilicen el algoritmo de influenza ACOG/SMFM para evaluar la necesidad de tratamiento o profilaxis de la influenza.

Los proveedores de atención médica deben notificar de inmediato al departamento de salud local o estatal en caso sospechoso para COVID-19, y debe contactar y consultar con su departamento de salud local o estatal para obtener recomendaciones sobre las pruebas para COVID-19.

Lactancia en pacientes con COVID-19

La leche materna brinda protección contra muchas enfermedades y es la mejor fuente de nutrición para la mayoría de los bebés.
En estudios limitados, COVID-19 no se ha detectado en la leche materna; sin embargo, no se sabe con certeza si las madres con COVID-19 pueden transmitir el virus a través de la leche.
Actualmente, la principal preocupación no es si el virus puede transmitirse a través de la leche materna, sino más bien si una madre infectada puede transmitir el virus a través de gotas respiratorias durante el período de lactancia.

Se recomienda, si la madre tiene COVID-19 y elige lactar: 

  • Usar una mascarilla y lavarse las manos antes de tocar al recién nacido.
  • Para extraerse la leche materna: contar con un extractor de leche adecuado, lavarse las manos antes de tocar cualquier bomba o mamadera y antes de extraerse la leche materna.
  • Seguir las recomendaciones para la limpieza adecuada de la bomba después de cada uso, limpiando todas las partes que entran en contacto con la leche materna.
  • Considerar pedirle a alguien que alimente al recién nacido con la leche materna extraída.

Esfuerzos de mitigación de la comunidad

Los esfuerzos de mitigación de la comunidad para controlar la propagación de COVID-19 se están implementando en EE.UU. Si bien estos esfuerzos son importantes, los obstetras y otros profesionales de la salud deben ser conscientes del impacto no deseado que pueden tener, incluida la limitación del acceso a la atención prenatal de rutina.

Los obstetras y otros profesionales de atención prenatal deben asegurarse de que los pacientes con ciertas afecciones de alto riesgo reciban la atención y se efectúen las pruebas prenatales correspondientes cuando sea necesario. También deberían considerar elaborar un plan para abordar la posibilidad de una disminución de la fuerza laboral de atención médica, la posible escasez de EPP y las salas de aislamiento limitadas, y deberían maximizar el uso de telemedicina en todos los aspectos de la atención prenatal como sea posible.

Prevención y control de infecciones en entornos de atención obstétrica para pacientes hospitalizadas

Los CDC han publicado las “Consideraciones provisionales para la prevención de infecciones y el control de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en entornos de atención obstétrica para pacientes hospitalizadas”. Estas recomendaciones se aplican a los centros de atención médica que brindan atención obstétrica a pacientes embarazadas con COVID-19 confirmado o presunto, e incluyen triage obstétrico, trabajo de parto y parto, recuperación y entornos posparto para pacientes hospitalizadas. El ACOG estimula a los médicos y otros profesionales de atención obstétrica a leer y familiarizarse con la lista completa de recomendaciones.

Los puntos clave de las recomendaciones incluyen:

  • Los profesionales de la salud deben notificar de inmediato al personal de control de infecciones en sus instalaciones sobre la llegada anticipada de una paciente embarazada caso confirmado o presunto de COVID-19.
  • Los pacientes con COVID-19 conocido o presunto deben ser atendidos en una habitación individual con la puerta cerrada. Las salas de aislamiento de infecciones en el aire deben reservarse para pacientes sometidos a procedimientos de generación de aerosoles.
  • Las mascarillas son una alternativa aceptable cuando la cadena de suministro de respiradores no puede satisfacer la demanda. Durante este tiempo, los respiradores disponibles deben priorizarse para los procedimientos que puedan generar aerosoles respiratorios. Cuando se restaura la cadena de suministro, las instalaciones con un programa de protección respiratoria deben volver a usar respiradores para pacientes con COVID-19 conocido o presunto.
  • Los bebés nacidos de madres con COVID-19 confirmado deben considerarse casos sospechosos. Como tal, estos bebés deben aislarse de acuerdo con la Guía de prevención y control de infecciones para casos sospechosos.
  • Para reducir el riesgo de transmisión del virus que causa COVID-19 de la madre al recién nacido, las instalaciones deben considerar la posibilidad de separar temporalmente a la madre del recién nacido.
  • El alta para las mujeres posparto debe seguir las recomendaciones descritas en las consideraciones provisionales para la disposición de pacientes hospitalizados con COVID-19.

Referencias

- Centers for Disease Control and Prevention. Coronavirus Disease 219 (COVID-19). Pregnancy and Breastfeeding. Revisado el 3 de abril de 2020. Disponible: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions/pregnancy-breastfeeding.html - Chen H, Guo J, Wang C, Luo F, Yu X, Zhang W, et al. Clinical characteristics and intrauterine vertical transmission potential of COVID-19 infection in nine pregnant women: a retrospective review of medical records. Lancet 2020; DOI: 10.1016/S0140-6736(20)30360-3. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0140673620303603. Retrieved Feb 21, 2020. - Royal College of Obstetricians and Gynaecologists. Coronavirus infection and pregnancy. Marzo 2020. Disponible en: https://www.rcog.org.uk/en/guidelines-research-services/guidelines/coronavirus-pregnancy/covid-19-virus-infection-and-pregnancy/ - The American College of Obstetricians and Gynecologists. Novel Coronavirus 2019 (COVID-19). Pregnant women. Marzo 2020. Disponible en: https://www.acog.org/clinical/clinical-guidance/practice-advisory/articles/2020/03/novel-coronavirus-2019.