Por las rutas

Por las Rutas

De Tucumán a Egipto. La medicina y el arte unidos por una pasión

En una reciente visita a la ciudad de San Miguel de Tucumán tuvimos la oportunidad de visitar a la Dra. Valeria Cannata en su consultorio. Mantuvimos una agradable charla junto a su visitador médico, Sebastián Nazar, en donde la Dra. desplegó su pasión por el arte. Anticipo de la Revista Conexión Andrómaco, N° 44.

La Dra. Valeria Cannata, miembro de la comunidad médica de la provincia de Tucumán, está atravesada por varias pasiones. Además de ser dermatóloga es licenciada en Artes Plásticas, auxiliar en la cátedra de Arte Antiguo de la Universidad Nacional de Tucumán, investigadora en el Instituto de Arte y Cultura del Oriente Antiguo de la misma institución, y fotógrafa. 

Su búsqueda por ilustrar y capturar la belleza la llevó, en febrero de 2022, a Egipto a fotografiar una tumba de más de 3500 años junto a Silvina Vera, Profesora de la carrera de Artes Plásticas. Las dos forman parte del proyecto que dirige Andrea Zingarelli de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de La Plata y del IACOA (Instituto de Investigaciones en Arte y Cultura del Oriente Antiguo de la Universidad Nacional de Tucumán).

La misión

El Valle de los Nobles, Sheik Abd - El Qurna, en Luxor, fue la localidad asignada para la misión. El objetivo de la Dra. Cannata: obtener el registro fotográfico de la tumba catalogada por el gobierno egipcio como TT318 (Theban Tomb 318). El recinto es la sepultura de Amenmose, un tebano de buena posición económica que trabajaba como jefe de canteros 1500 años antes de Cristo. Duración de la misión: un mes.

En su estadía, la Dra. Cannata tomó más de 500 fotos por día que hoy conforman el archivo destinado a una representación 3D en la que está trabajando todo el equipo y que deberá entregar al Ministerio de Antigüedades del país junto a los planos y los dibujos que reconstruyen las pinturas de las paredes del recinto funerario estudiado. Solo podemos publicar en esta entrevista unas pocas fotos. Las más minuciosas y detalladas quedarán exclusivamente para los archivos del país africano.

El recinto, al que accedían todos los días desde tempranas horas de la mañana, tiene forma de T y consta de una capilla y una sala principal. La puerta de entrada está tapada con piedras, por lo que el grupo de investigadores tenía que ingresar por un boquete de 50 cm de diámetro realizado por saqueadores tiempo atrás. “La primera vez fue muy difícil. El espacio es reducido, obviamente está oscuro y el fantasma de la claustrofobia sobrevuela por la cabeza de todos. Pero al ingresar, la experiencia es tan emocionante que los miedos se desvanecen”, afirma la Dra.

Una vez adentro, trabajaban con cuidado de no pisar suelo inestable o con peligro de desmoronamiento. Aún quedan muchas sepulturas por identificar. El registro fotográfico implicaba hacer tomas de las paredes y el techo tanto con iluminación artificial como con artefactos de luces ultravioleta especiales para captar los dibujos ocultos a simple vista o tapados por el correr del tiempo.

La temperatura del interior de la cámara mortuoria rondaba los 30 grados permanentemente, aun cuando en el exterior hicieran 12. Cada tanto saldrían al exterior a tomar datos, sentarse a la mesa, almorzar o a intercambiar información. 

Cannata-833

 La Dra. Valeria Cannata tomando fotos de las epigrafías presentes en las paredes y los techos de la sala mortuoria. 

Luego de 30 días de ardua labor, la comitiva volvió al país. El trabajo de campo quedará en suspenso junto a los misterios de la historia y de sus momias; la puerta permanecerá cerrada hasta enero 2023, cuando inicien la próxima misión de argentinos.

El arte como método de aprendizaje de la medicina

El interés de la Dra. Cannata por el arte existió siempre y fue su vocación por la medicina la que la llevó a vincular estas dos vastas áreas. Junto a un profesor de la Facultad buscó aplicar la pintura al aprendizaje de la dermatología. Para ello se especializó en la Estrategia de Pensamiento Visual (VTS). Esta metodología, adaptable a cualquier disciplina, nacida en el MOMA, Museo de Arte Moderno en New York, EEUU, persigue, a través de la contemplación de obras de arte, la formulación de preguntas y un debate, desarrollar las capacidades de observar, especular y argumentar.

Su interés por la aplicación de la VTS la condujo a Roma a especializarse con Vincenza Ferrara, Directora del Laboratorio de Arte y Medicina, en la Universidad de la Sapienza, con quien hoy en día mantiene una fluida relación. La Dra. Cannata expondrá sobre la VTS y la medicina en el Congreso Argentino de Dermatología.

Dermaglós en las pirámides

La Dra. Cannata nos trajo un regalo de su aventura en la tierra de los faraones. Tal como le había prometido a su visitador médico, Sebastián Nazar, dentro de sus registros fotográficos incluyó unas extraordinarias fotos de los productos Dermaglós que acompañaron y cuidaron la piel de los integrantes de la misión con las pirámides de fondo. Las tomas no fueron una empresa fácil, pero se lograron. Más allá de las idas y vueltas a los icónicos y milenarios monumentos nos quedan las imágenes que atestiguan la presencia de nuestras cremas en las tierras del Nilo.

Galería de fotos

En el consultorio de la Dra. Cannata junto a representantes de Laboratorios Andrómaco relatando los detalles del proyecto.

 

Fotos:

Paula Carlino y Dra. Valeria Cannata,

Los artículos aquí publicados están destinados exclusivamente a profesionales de la salud y tienen solo un fin informativo. Los textos referidos a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se corresponden a los lineamientos aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Laboratorios Andrómaco recomienda acudir a un profesional de la salud calificado ante cualquier inquietud médica. Servicio de Atención al Profesional: 0-800-333-0033 - info@andromaco.com.ar