En servicio

Servicio de Tocoginecología del Hospital Municipal de Morón

Al servicio de un parto respetado

Al servicio de un parto respetado

(Adelanto próxima edición)Varias generaciones pasaron por los pasillos desde que abrió sus puertas. Pero ya no son atendidas en habitaciones adaptadas de un hogar o salas generales, sino en un edificio con varias remodelaciones, la última finalizada hace pocos años, que les da la posibilidad de asistir con más comodidad a sus pacientes.

De casa quinta a hospital

El Hospital Municipal de Morón se alza a pocas cuadras de la estación de tren. Y no es casual, ya que gracias a las líneas del ferrocarril es que comenzó a aumentar la población en la zona a mediados del siglo XIX. El incremento de los habitantes generó la necesidad de contar con médicos y con una sala asistencial. A comienzos del siglo XX, un grupo de mujeres del barrio, inspiradas por las carencias de la localidad, armó una sociedad de beneficencia que logró la apertura de diversas instituciones de ayuda a los pobres y enfermos. Una de ellas, la Sra. Ostaciana Bravo de Lavignolle, cedió su propiedad al municipio; 111 años después, los vecinos de su querido Morón se siguen atendiendo en el lugar que alguna vez fue su casa quinta.

Varias generaciones pasaron por los pasillos desde que abrió sus puertas. Pero ya no son atendidas en habitaciones adaptadas de un hogar o salas generales, sino en un edificio con varias remodelaciones, la última finalizada hace pocos años, que les da la posibilidad de asistir con más comodidad a sus pacientes.

El comienzo del día

A las 8.30 se realiza lo que antiguamente se llamaba el “pase de sala”. Hoy en día el Servicio ya no mantiene una sala general, sino un área con habitaciones dobles. Una vez informados los profesionales que ingresan al turno, los que están en el piso continúan con los pendientes, otros se dirigen a los consultorios y otros, a las cirugías. En el segundo piso está dispuesta la internación, en el cuarto, la guardia, el centro obstétrico y los quirófanos.

El Servicio dispone de tres quirófanos, dos de los cuales se utilizan para las cesáreas programadas y el restante para las intervenciones ginecológicas. Si bien el 80% de las pacientes están asociadas a obstetricia, el 20% son pacientes con patologías ginecológicas. “Somos el efector de un montón de cosas que en la zona no se están haciendo, y el Servicio termina proveyendo el recurso para personas con obra social que no les da respuesta, o los centros de atención quedan muy lejos, o son de PAMI”, cuenta la Dra. Ana Del Vecchio, Jefa del Servicio de Tocoginecología. Dentro del área de ginecología, el mayor porcentaje de la atención es oncológica. También dan respuesta a casos puntuales de uroginecología, con personal especializado en poner mallas para solucionar la incontinencia urinaria, por ejemplo.

El Hospital es el segundo nivel de derivación de la localidad. Morón tiene 14 Centros de atención primaria (CAPS), y el hospital resuelve todas las internaciones derivadas de los mismos. El consultorio de alto riesgo está dentro de la institución y no en los CAPS, porque es necesario que estén cerca de la internación.

Al servicio de un parto respetado

El Servicio de Obstetricia, siguiendo la Ley Nacional 25.929 de Parto Respetado, sancionada en 2004, brinda el equipamiento y las comodidades para que la embarazada pueda elegir cómo parir y con quién estar acompañada en ese momento.

“Antes, las madres parían de a tres en la sala de parto. Desde nuestra Jefatura, junto con el Dr. González, y acompañados por las obras finalizadas en 2015, fuimos incorporando lo necesario para que se cumpliera con las normativas y estuviera a la misma altura de las maternidades de elección o prevalencia”, aclara la Dra. Del Vecchio.

Cuentan con un Centro Obstétrico que está formado por cuatro habitaciones individuales denominadas TPR (Trabajo de Parto Respetado), habilitadas especialmente para transitar desde el trabajo de parto hasta el nacimiento, con camas especiales para descansar o realizar el parto, pelotas, banquitos diseñados para parir y espacio para el acompañante. “Esto permite que la futura mamá se encuentre en una situación de intimidad, adaptada a la forma que ella quiera tener a su bebé. Es la mujer la que tiene el empoderamiento, y el equipo médico lo que hace es controlar que el estado de salud fetal y el de la madre sea el adecuado para tener a su bebé de la manera elegida”, afirma el Dr. Gustavo González, Subjefe del Servicio de Obstetricia.

La habitación también está preparada para la recepción del recién nacido, así la madre puede estar con su hijo desde la primera hora de su nacimiento, la llamada “hora de oro”. Además, ponen a disposición de la que lo solicite, la opción de realizarse una cesárea programada en los quirófanos del mismo piso.

Una vez finalizado ese proceso, el Servicio tiene 15 habitaciones dobles con baño privado y televisión, para que las madres puedan alojarse en un entorno más íntimo con sus bebés hasta el momento del alta. “No tenemos nada que envidiarles a las instituciones privadas”, dice con orgullo Del Vecchio.

Desde que se abrió la nueva sección para el Servicio, luego de las obras edilicias, aumentaron la media histórica de 2500 partos a 3600 nacimientos anuales.

“Las embarazadas suelen volver al Servicio. Pero es importante saber que un mal resultado en Obstetricia, es un resultado pésimo, mientras que un mal resultado en terapia intensiva está dentro de lo esperado”, explica la Doctora. “Si al 1% de los 3500 partos, les va mal, estamos hablando de 35 pacientes que están disconformes. El 1% de resultados adversos está dentro de los estándares mundiales para maternidad. Si realizo una encuesta de satisfacción, el 99% va a estar muy conforme. Pero, para el 1% restante, ¿cómo le explico que está dentro del estándar? Cuando la estadísDesde que se abrió la nueva sección para el Servicio, luego de las obras edilicias, aumentaron la media histórica de 2500 partos a 3600 nacimientos anuales.

“Las embarazadas suelen volver al Servicio. Pero es importante saber que un mal resultado en Obstetricia, es un resultado pésimo, mientras que un mal resultado en terapia intensiva está dentro de lo esperado”, explica la Doctora. “Si al 1% de los 3500 partos, les va mal, estamos hablando de 35 pacientes que están disconformes. El 1% de resultados adversos está dentro de los estándares mundiales para maternidad. Si realizo una encuesta de satisfacción, el 99% va a estar muy conforme. Pero, para el 1% restante, ¿cómo le explico que está dentro del estándar? Cuando la estadística sos vos, vos sos el 100% de tu estadística”, explica el Dr. González.

Cuando es necesario, el equipo se apoya en la asistente social o el Servicio de Psicología. Trabajan mano a mano con el Servicio de Neonatología, pero también con el de Oncología y tratamiento del dolor. “La interconsulta con clínica médica es permanente. Por supuesto, Neonatología es nuestro principal aliado”, aclara Del Vecchio.

Una vida en el hospital municipal

Con más de 30 años dentro del Hospital, la Dra. Del Vecchio comenta que casi todos los que trabajan en la institución se formaron ahí y se quedaron. “Todos los médicos que tenemos en el Servicio son de nuestro semillero. Tenemos un caudal tan grande de formación que cuando se abre un concurso se completa con ellos mismos”, cuenta.

Como es habitual en las instituciones públicas, los problemas no suelen partir de los profesionales, que alcanzan una formación adecuada, sino en el entorno o, mejor dicho, el presupuesto. “Cuando los recursos son limitados, la tarea de la cooperadora es fundamental. Sobre todo ante las urgencias, ya que las organizaciones que nos ayudan pueden adquirir más ágilmente lo que se necesita” explica Del Vecchio. El apoyo del Rotary y de LALCEC es muy valioso tanto para el TPR como para adquirir los materiales para la actividad de docencia y patologías mamarias.

En-Servicio-39

 

Autor: Editorial Conexión; “Servicio de Tocoginecología del Hospital Municipal de Morón: Al servicio de un parto respetado"; Revista Conexión Andrómaco N°39; 24-27; (2020)

Los artículos aquí publicados están destinados exclusivamente a profesionales de la salud y tienen solo un fin informativo. Los textos referidos a nuestros productos de venta bajo prescripción médica se corresponden a los lineamientos aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Laboratorios Andrómaco recomienda acudir a un profesional de la salud calificado ante cualquier inquietud médica. Servicio de Atención al Profesional: 0-800-333-0033 - info@andromaco.com.ar